El Frente Polisario se queda atascado en un aislamiento frustrante

Los dirigentes del Polisario y a su cabeza, su inamovible jefe, Mohamed Abdelaziz, nunca se han sentido más aislados que en la actualidad, que se sienten muy frustrados de estar cada vez más abandonados por sus antiguos aliados.
Después de la caída del régimen de Gadafi, su principal fuente de fondos, la decepción de la posición del Partido Popular español de Mariano Rajoy tras asumir el cargo, ahora los separatistas saharauis están revoloteando como las ramas de un árbol, teniéndo la certeza de que el nuevo gobierno socialista francés no alterarà la regla en ponerse del lado de Marruecos.
Esta agitación, nos revela un opositor saharaui  basado en Rabbuni en los campamentos saharauis de Tinduf, se amplificó con la visita privada a Francia, el Rey Mohammed VI, que ha coincidido con la investidura de Francois Hollande, y el jefe de la diplomacia marroquí Saad Eddin El Otmani quién fué  recibido el 9 de mayo, en París por Pierre Moscovici, un estrecho colaborador del presidente electo. El Otmani, dijo en esta ocasión, que el cambio de gobierno en Francia, no alterará la posición del Elíseo en temas vitales para Marruecos, incluido el Sahara, recordando la posición favorable de los socialistas franceses al para plan de autonomía y su apoyo al proceso político de solución bajo la égida de la ONU.

Durante la campaña electoral, el primer secretario del Partido Socialista Martine Aubry vino a Marruecos, donde reiteró el apoyo de su partido a la propuesta marroquí de autonomía, calificándolo de una base “séria ” para resolver la disputa con el Polisario y el vecino Argelino.
“El Partido Socialista, aseguró, siempre ha apoyado la propuesta marroquí de autonomía reforzada y opina que el Consejo de Seguridad debe trabajar sobre esta propuesta para resolver la cuestión del Sahara”.
Ahora, el Frente Polisario sólo tiene el consuelo de la derrota de los islamistas y la victoria del Frente de Liberación Nacional de Argelia (FLN gobernante) partido del presidente Abdelaziz Buteflika, y de tener aun a su lado, los dirigentes Argelinos y Sudáfricanos . ¡Qué miseria! Incluso los grifos de la asistencia humanitaria internacional de los cuàles se beneficiaba Mohamed Abdelaziz y sus compinches, ya no fluyen a borbotones como antes debido a la crisis económica en Europa, particularmente España e Italia, donde el Frente Polisario cuenta con muchos partidarios entre las asociaciones y organizaciones de la sociedad civil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*