Mujeres víctimas de atroces crímenes del Polisario

Los dirigentes del Polisario encuentran mucha dificultad en ocultar todos los atroces crímenes que continúan cometiendo y que afectan a las mujeres y niños sin defensa.
Los últimos casos hasta la fecha, son los de dos jovenes españoles de origen saharaui, Mohamed Hamdi Daff y Mahjuba Darya Embarek Selma, retenidos contra su voluntad en los campamentos de Tinduf.
Citando el caso de Darya y el de Mahjuba que han sido liberadas después de sufrir el mismo destino, la ONG mauritana “Memoria y Justicia”, compuesta de ex víctimas del Polisario, recuerda la “explotación cobarde de niños saharauis” por el Polisario para drenar la simpatía de la sociedad civil en todo el mundo.
En un comunicado, el presidente de esta asociación, Mohamed Vall Alghadi lamentó que “la lógica de la propaganda y la explotación mercàntil de los niños está llevàndo a muchas familias a soportar la dispersión” y la separación familiar, un arma de doble filo que los dirigentes del Polisario utilizan para mantenerse en el poder y retener por la fuerza, la población saharaui en los campamentos de Tinduf.
Mahjuba y Darya viven respectivamente en Valencia, España y en las Islas Canarias, tras ser adoptada a una edad temprana, por las familias españolas, fueron impedidas  por la fuerza de volver a sus hogares después de las visitas de familiares a los campamentos de Tinduf.

Para Alghadi “la toma de conciencia de esta realidad dolorosa (el secuestro), perpetuado durante años por dirigentes criminales, es sólo una forma de esclavitud moderna, que les dà una importante manà de ayuda internacional.”
Por otra parte, otra asociación con sede en Las Palmas, el “Foro canario saharaui”, que incluye a activistas saharauis y españoles, denunció el secuestro de las dos jovenes saharauis Darya y Mahjuba y criticó las “condiciones dictatoriales” que impone el Polisario a las poblaciones civiles de los campamentos de Tinduf.
Para este foro, esto “no es ni el primero ni el último caso de secuestro” que sufren las niñas y las mujeres en esta tierra de nadie, perdida en el desierto argelino.
Tras la liberación de Mahjouba Mohamed Hamdi Daff que fue capaz de volver a su casa en Valencia, el caso de Darya sigue movilizando a muchos seguidores que han puesto en linea una plataforma llamada “Free Darya” para ejercer presión sobre el Polisario para lograr su liberación y volver a Tenerife.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*